Políticas públicas en IETF 95

Políticas públicas en IETF 95

Hay dos aspectos por los que 2016 pinta para ser un año histórico para la IETF. El primero -y más obvio- es la celebración del 30 aniversario de esta organización que ayuda a que Internet sea como la conocemos. Además, durante este año ocurrió la primera reunión de la IETF en la región de América Latina y el Caribe.

Del 3 al 8 de agosto tuvo lugar IETF 95 en Buenos Aires, Argentina. Recientemente, la ciudad se ha destacado por ser anfitriona de otros eventos del ecosistema, como la reunión pública número 53 de ICANN, a la que tuve oportunidad de asistir como becario.

En esta ocasión, acudí a la reunión de la IETF en calidad de policy guest, como parte de un programa de Internet Society que busca apoyo de los creadores de políticas públicas en la elaboración de estándares y protocolos conforme al modelo participativo de la IETF. La experiencia fue enriquecedora.

Por una parte, me recordó los orígenes de Internet. Aquellos desarrollos de la década de los 60 del siglo pasado que, en un entorno colaborativo, permitieron que actualmente contemos con una poderosa herramienta tecnológica. Además, me recordó lo apasionantes que pueden ser las discusiones en torno a aspectos relacionados con la evolución técnica de Internet.

Además, IETF 95 fue una buena oportunidad para reflexionar acerca del modelo de gobernanza presente al interior de la organización. Nada mejor que las palabras de Dawit Bekele, Director de la Oficina Regional para África de Internet Society, para describir lo que presenció durante la reunión de Buenos Aires:

Fue interesante ver a personas de todos los orígenes, edades, sexos y colores de piel reunirse y discutir sobre proyectos específicos de estándares que van a través de varias iteraciones antes de que sea alcanzado un consenso “amplio” y el proyecto sea considerado como estándar, o un RFC en lenguaje de la IETF. Lo que es sorprendente es que existe un libre intercambio de ideas, muy a menudo de manera acalorada, pero todos aceptan las críticas y las utilizan para mejorar los proyectos de documentos en vez de pelear entre sí.

Así, la IETF sigue presente en el ecosistema de Internet como una de las organizaciones que ayudan a que Internet se mantenga abierta, en el más técnico de los sentidos: a través de la elaboración de estándares y protocolos que le dan forma a esta red de redes.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *