irsr

Con la creación del Comité Consultivo de Tecnologías Digitales para la Radiodifusión (CCTDR) el 20 de julio de 1999, México inició el proceso de adopción tecnológica que permitirá que todas las señales de televisión sean producidas y transmitidas en formato digital, para abandonar el formato analógico que se ha utilizado hasta el momento.

En este sentido, el primer instrumento regulatorio expedido por el gobierno, fue un acuerdo publicado el 2 de julio de 2004, por medio del cual fue adoptado el estándar tecnológico A/53 del ATSC para las transmisiones de la Televisión Digital Terrestre (TDT), además de que fue establecida la política de transición, que planeaba que todas las estaciones del país transmitieran en formato digital para el 31 de diciembre de 2021, sin especificar una fecha para terminar con las transmisiones en formato analógico.

Debido a que el avance de la tecnología ha permitido que algunas frecuencias que normalmente eran utilizadas para transmisiones de televisión (la banda de 700 MHz) también sean aptas para banda ancha móvil, el 2 de diciembre de 2010 fue expedido un decreto orientado a acelerar la transición a la TDT. De manera específica, el decreto señala que el 31 de diciembre de 2015 deben finalizar todas las transmisiones de televisión en formato analógico. Es evidente que para esa fecha, todas las televisoras deberán transmitir en formato digital y, sobre todo, la población debe tener el equipo necesario para recibirlo.

El decreto presidencial de 2010 fue controvertido ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, situación que suspendió su aplicación durante más de un año, hasta que en noviembre de 2011, el pleno de la Corte determinó desestimar las Controversias Constitucionales presentadas en contra del decreto y éste quedó firme, por lo que es válido. Todo lo anterior, está desarrollado de manera más amplia en esta entrada, preparada luego de la decisión de la SCJN.

En México, el organismo encargado de regular el sector de las telecomunicaciones (y de manera exclusiva, a la radiodifusión) es la Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL). En ese papel, el Pleno de la COFETEL aprobó el 02 de mayo de 2012 las modificaciones a la política de transición de 2004, que fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federación el 04 de mayo (aquí se encuentra disponible una versión integral preparada por la COFETEL). El nuevo acuerdo, especifica que todas las transmisiones de televisión en formato analógico deben finalizar a más tardar el 31 de diciembre de 2015, pero establece un procedimiento escalonado para realizar pequeños apagones locales.

Este procedimiento, de apagones escalonados, especifica que la terminación de las transmisiones de TV analógica comenzará en Tijuana, Baja California, el 16 de abril de 2013, siempre y cuando el 90% de la población de esa ciudad cuente con el equipo necesario para sintonizar las transmisiones de la TDT (penetración digital), que serán las únicas existentes una vez que el apagón se haya consumado en esa localidad. Posteriormente, el 26 de noviembre de cada año existirán más apagones, correspondiendo el 2013 a ciudades ubicadas en la frontera con Estados Unidos y 2014 a las principales ciudades del país, para que a más tardar, el 31 de diciembre de 2015 todas las estaciones transmitan en formato digital y apaguen sus transmisores analógicos, coincidiendo con el decreto de 2010.

Es importante destacar que cada apagón local está sujeto al 90% de penetración digital, por lo que resulta fundamental que la población conozca que existe un proceso de transición tecnológica y que el gobierno identifique a aquellos que, disponiendo de televisores analógicos, se encuentren imposibilitados para adquirir nuevos televisores (capaces de recibir señales digitales) y que no cuenten con servicio de televisión de paga. Esta identificación no servirá para regalarles nuevos televisores, sino para proporcionarles decodificadores que se conecten a los televisores analógicos y de esa forma les permitan recibir las señales digitales. Los usuarios de TV de paga no están incluidos, porque independientemente de la tecnología de sus televisores, ellos ya pueden recibir las señales digitales, a través de sus proveedores del servicio de televisión por cable o satelital.

Esto es relevante porque el presidente Calderón informó hoy, durante la inauguración del 2º encuentro “Tijuana innovadora”, que para el 23 de octubre, la COFETEL publicará la licitación de los poco más de 200 mil decodificadores que deberán ser instalados en los hogares que, de acuerdo con los criterios establecidos por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), no cuenten con equipos capaces de recibir señales digitales y tampoco puedan adquirirlos.

La idea es que la instalación de los aparatos, adquiridos con presupuesto del FONCOS, comience a finales de noviembre, para que sumada a una estrategia informativa entre los habitantes de esa ciudad, permitan que la prueba piloto resulte exitosa y pueda utilizarse la experiencia adquirida en los siguientes apagones. Hay que tomar en cuenta que Tijuana fue elegida debido a su cercanía con Estados Unidos, que ha facilitado que haya más estaciones transmitiendo en formato digital, además de facilitar la compra de nuevos televisores, aumentando la penetración digital.

El discurso del presidente se encuentra disponible en este enlace y también en el siguiente video.

 

About Israel Rosas R.

Estoy convencido de que Internet es una de las mejores herramientas de las que disponemos; por eso busco que sea libre, abierta y neutral. Soy integrante de ISOC México y Wikimedia México, editor en FayerWayer y colaborador en Poblanerías. Mis temas: Internet y telecomunicaciones.

2 comentarios en “TDT. El apagón piloto en Tijuana

  1. Gisela on 12/10/2012 at 00:14 said:

    Muy completo e interesante artículo!!

Deja un comentario

Post Navigation